Información y educación sobre Economía Circular, Sustentabilidad y Reciclaje

Santiago Industria Circular
Inédita estrategia comunal de residuos en Renca

Inédita estrategia comunal de residuos en Renca

  • De eso conversamos en un nuevo capítulo de Piensa Circular en Radio Cooperativa.

En un nuevo episodio de Piensa Circular en Radio Cooperativa, conversamos con Macarena Olivares, directora de Medio Ambiente y Ornato de la Municipalidad de Renca. Durante la entrevista, Olivares detalló los pormenores de la estrategia comunal de gestión integral de residuos con objetivos ambiciosos para el 2034, elaborada con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La conversación ofreció una visión integral de cómo el municipio planea transformar la gestión de residuos y fomentar la economía circular en la comuna.

La iniciativa busca aumentar el reciclaje de envases y embalajes domiciliarios del 2% actual al 60%, incrementar en un 50% la tasa de valorización de orgánicos domiciliarios mediante compostaje y generar 1.200 empleos verdes relacionados con la economía circular, entre otras metas significativas.

Además, en este episodio exploramos la iniciativa de la Universidad Católica de Concepción, que se dedica a capacitar a funcionarios municipales y gestores de residuos en la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) y la protección del medio ambiente.

En nuestra sección «Huerta, ideas de patio», descubrimos los múltiples usos del romero y el cedrón, especialmente en la cocina. Estas plantas, fáciles de cultivar en nuestro jardín, no solo aportan sabor a nuestros platos, sino que también ofrecen beneficios medicinales y aromáticos.

En la sección Consejo Circular, te ofrecemos soluciones creativas y sostenibles para un problema común: ¿qué hacer con un tazón roto? Desde la reutilización en proyectos de bricolaje hasta su transformación en nuevos objetos útiles, te mostramos cómo darle una segunda vida a esos artículos que ya no cumplen su función original.

No te pierdas este informativo y útil episodio de Piensa Circular en Radio Cooperativa (93.3 en Stgo), donde abordamos temas cruciales para la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Todos los domingos a las 9:30 hrs. y si te perdiste algún capítulo, puedes revivirlos todos en Spotify.

Invirtiendo en la visión compartida de vivir en armonía con la naturaleza

Invirtiendo en la visión compartida de vivir en armonía con la naturaleza

  • Por Felipe Sepúlveda Lepe, presidente del Directorio de Fundación Lepe.

El pasado 7 de junio, se llevó a cabo el VI Foro Internacional de Biodiversidad y Economía Circular, promovido por la Cámara Verde y la US Green Chamber of Commerce. Un espacio de diálogo intersectorial, que tuvo lugar en 4 países: México, Colombia, Perú y Chile.

Fundación Lepe, compartió experiencias en el foro de “Finanzas Verdes”, junto a la dirección regional de Corfo Metropolitano y la gerencia de Banca Ética Latinoamericana. En este interesante diálogo de una triada público, privada y civil, donde los puntos comunes estuvieron en el desarrollo productivo sustentable, la regeneración social y ambiental, y la colaboración, destaca además un punto clave: el uso consciente del dinero. En la vida cotidiana nuestras decisiones financieras no están únicamente determinadas por la rentabilidad, también se ven influidas por la generación valor y ahí es donde se hace necesario situar al planeta y a la naturaleza en el centro del sistema financiero.

Este llamado, no sólo es un anhelo de una mesa verde, es un compromiso que adquirieron cerca de 200 gobiernos, tras el cierre de la COP 15 en 2022 donde se firmó un acuerdo para hacer frente a las principales causas de la pérdida de recursos naturales y garantizar que, para 2050, se cumpla la visión compartida de vivir en armonía con la naturaleza.

Para que ese compromiso se cumpla, las acciones concretas además de ser asumidas por una diversidad de actores, deben ser validadas por sistemas de consenso, donde destaca la iniciativa global “TNFD” The Taskforce on Nature-related Financial Disclosures, un grupo de trabajo sobre divulgación de información financiera relacionada con la naturaleza.

La TNFD es una iniciativa mundial impulsada por el mercado, basada en la ciencia y respaldada por los gobiernos. Entrega recomendaciones y orientaciones para que las distintas organizaciones tengan lineamientos para actuar ante la evolución de las dependencias, impactos, riesgos y oportunidades relacionados con la naturaleza.

Esta iniciativa ha sido capaz de sistematizar nuestra interdependencia con la naturaleza, desde un lenguaje organizacional. En la medida en que quienes trabajamos en sustentabilidad y regeneración seamos capaces de lograr lo mismo, podremos ampliar el impacto. Esto, de la mano de la colaboración, donde la filantropía, el sistema público y el capital de riesgo privado, se unen con la convicción de generar un valor y hacer fluir la inversión y el sistema financiero hacia el cuidado del planeta y la mejora en la calidad de vida de las personas.

Municipalidades alertan dificultades para implementar la Ley de Plásticos de un Solo Uso (PUSU) y piden su postergación

Municipalidades alertan dificultades para implementar la Ley de Plásticos de un Solo Uso (PUSU) y piden su postergación

  • A menos de dos meses de la puesta en marcha de su etapa final, los municipios reconocen una alta incertidumbre respecto de definiciones claves para una adecuada fiscalización, como son la inexistencia del reglamento, el déficit de recursos asociados, la escasa capacitación de funcionarios y la falta de catastro de locales de alimentación y delivery que deben ser abordados.

Cuando faltan pocas semanas para que la Ley de Plásticos de Un Solo Uso (PUSU) comience a regir en su etapa final, prevista para el 13 de agosto, existe inquietud entre los municipios sobre las dificultades que tendrá su aplicación práctica, la que podrían comprometer la efectividad del rol fiscalizador que les asigna la normativa.

En vista de este escenario, Andrés Chacón, director ejecutivo de la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch), dijo que los municipios solicitarán este lunes 17 de junio, en reunión con la Ministra de Medio Ambiente, posponer la entrada en régimen de la ley, de manera de revisar algunos de estos aspectos centrales, discusión a la que esperan aportar su experiencia práctica.

Un reciente estudio elaborado por la Amuch, reveló que el 81,7% de las municipalidades del país no dispone de la capacidad necesaria para fiscalizar de manera efectiva las nuevas disposiciones contempladas en la ley, que, entre otras cosas, prohíbe la entrega de cualquier producto de un solo uso y no solo plásticos al interior de locales de comida, independientemente de si su material es reciclable, biodegradable o compostable.

“A todas luces el escenario se ve complejo. Este estudio muestra preocupantes conclusiones, como son la evidente confusión entre esta ley y la Ley REP, la escasa capacidad fiscalizadora y numerosas dudas sobre cómo ejercer esa facultad por parte de los equipos encargados y la falta de catastros sobre los establecimientos de comida existentes en cada comuna”, señaló Chacón.

En efecto, el documento recoge la visión de 92 municipalidades y evidencia que el 27% admite no contar con la infraestructura ni los recursos necesarios para llevar a cabo las tareas de fiscalización. 

Respecto de la existencia de un catastro actualizado sobre los locales de expendio de alimento a supervisar, únicamente el 32,4% afirmó tener el registro de todos los locales de la comuna, el 32,4% de algunos sectores de la comuna, el 14,1% no tiene ningún catastro y el 21,1% desconoció la existencia de un instrumento con estas características.

El estudio también plantea la desorientación entre el personal municipal respecto de la simultaneidad y dualidad que a partir de agosto habrá entre esta normativa y la Ley REP, debido al distinto enfoque que ambas disposiciones atribuyen al tratamiento de envases y embalajes de papel y cartón. Ello, debido a que, si bien la Ley de Plásticos de Un Solo Uso los prohíbe, la segunda fomenta su reutilización, reciclaje y valoración.

Desde Amuch aseguran, además, que el Gobierno no considera las diversas realidades de cada municipalidad, sobre todo las de regiones y localidades más alejadas que cuentan con menos recursos, ya sea para comunicar la medida y para su fiscalización.

Asimismo, los encargados de desarrollo económico local y/o fomento productivo expresaron inquietudes sobre cómo la implementación de la normativa puede impactar en las actividades de emprendimiento que realizan en sus comunas, tales como las ferias locales.

Andrés Chacón, director ejecutivo de la Asociación de Municipalidades de Chile.

Ley REP: Cuidado con la sobreregulación

Ley REP: Cuidado con la sobreregulación

  • Por Javier Peró, co-fundador y presidente del Directorio de Kyklos.

El recién pasado 31 de mayo se cumplió el plazo para que los sistemas de gestión de la Ley REP informaran sobre las metas y obligaciones que establece la normativa para los productos prioritarios, es decir, envases y embalajes, y neumáticos, de este primer periodo que comprende tres meses.

La Ley de Responsabilidad Extendida del Productor marcó un hito, un antes y después en materia de reciclaje y sostenibilidad en el país, y con esto, también ha significado un gran desafío no tan solo para los “productores”, sino también para toda la industria del reciclaje.

El cumplimiento de las metas, sobretodo en relación a los envases y embalajes “domiciliarios”, no se ve nada fácil de cumplir, y al contrario de lo que se piensa, no es porque la industria no sea capaz de reciclar esos volúmenes, sino porque mucho del volumen recolectado y reciclado no logra “entrar” al sistema de cumplimiento. 

¿Por qué está ocurriendo esto? La normativa, en relación a la recolección, segregación y valorización de residuos domiciliarios es muy rígida, y permite a los actores de la industria participar “si solo si” se adjudican una licitación. 

Las licitaciones pueden ser muy eficientes y transparentes cuando se utilizan para contratar servicios estándar, y en este caso, pensando que esto era así, se “metió en el mismo saco” a todos los envases y embalajes domiciliarios como si se recolectaran y trataran de la misma forma, y en la realidad, esto no es así. Existe una variedad de establecimientos en donde los envases y embalajes que se generan son muy diferentes y se recolectan y acopian de forma diferente, por lo tanto necesitan de un procedimiento específico para que su recuperación sea eficiente. 

Por ejemplo, lo que se genera en un restaurante: botellas plásticas, latas, vidrio; es completamente diferente a lo que se genera en un colegio: papeles, envases tetrapak; y muy diferente a lo que se genera en una tienda: mucho cartón! Todos estos ejemplos de envases y embalajes domiciliarios difícilmente puedan ser recolectados de la misma forma, como obliga una licitación.

El caso de los hogares es diferente, si se podría decir que los envases y embalajes recuperables de una casa son relativamente similares, por lo que hace más sentido homologar, estandarizar y licitar. Sin embargo, en la realidad, los licitantes se han encontrado con que a pesar de que pueden recolectar de manera relativamente estándar en casi todos los casos de hogares, si deben utilizar estrategias de comunicación, infraestructura, logística, etc, específicas para diferentes barrios, comunas, dependiendo de su realidad y las licitaciones vuelven a transformarse en una piedra de tope que no da flexibilidad para poder responder a los obstáculos y desafíos que se presentan.

La normativa debería reconocer que existen muchos residuos domiciliarios que hoy se recuperan de forma eficiente por la industria en lugares comerciales, educacionales y otros, y debería entregar la misma flexibilidad en su recolección que entrega a los residuos industriales, vale decir, dejar que el mercado se haga cargo de estos eficientemente y subvencionar directamente a través de negociaciones privadas entre la industria y los sistemas integrados de gestión. No hay que desconocer que ya existía un mercado eficiente de recolección de envases y embalajes domiciliarios, la Ley debe potenciar este mercado, no obstaculizarlo.

Para el caso de los envases y embalajes en hogares, las licitaciones parecen hacer sentido, dado que es un espacio en donde el mercado no se genera por sí solo y por ende se debe impulsar, sin embargo deben entregar cierto grado de flexibilidad para que puedan eficientar los procesos y cumplir con las metas.

No nos olvidemos que el fin de esta ley no es sobrerregular la industria, sino que  es disminuir la basura que va a rellenos sanitarios y vertederos, aumentar las tasas de recuperación y alinear los incentivos para que las empresas generen menos envases y embalajes o que al menos paguen por su recuperación.

La huella del fast fashion: basurales en el desierto de Atacama

La huella del fast fashion: basurales en el desierto de Atacama

  • El reciclaje textil entre la comunidad de El Boro, en Iquique, es una herramienta de arte y activismo. La historia de dos iquiqueñas que vieron en los cientos de microbasurales del desierto una oportunidad para cambiar la perspectiva de la abandonada periferia en la ciudad del norte de Chile.

En el recién cyber day, vimos como las promociones invitan al sobreconsumo y, con ello, la huella ambiental detrás de una industria responsable del 10% de las emisiones mundiales de CO2 sigue creciendo, y el norte de Chile ve parte de sus efectos. La historia de dos iquiqueñas unieron una comunidad para rescatar y educar desde la importancia de reparar, reutilizar, intercambiar y ser conscientes con la compra. 

“Tras años de rebuscar en los cementerios de ropa usada repartidos en los alrededores de Alto Hospicio, en el desierto de Atacama, su ojo está tan afinado que es capaz de hallar tesoros escondidos. Donde yo veo montones de escombros y ropa desechada, ella encuentra colores y texturas de telas inspiradoras con las que llena rápidamente dos sacos que también encuentra allí, pues sabe dónde buscar”, describió Franco Calderón, escritor iquiqueño, autor de Imaginando desde el desecho. 

El 2021 fue el año en que se hicieron viral imágenes del desierto de Atacama como uno de los mas grandes vertederos del mundo y el 2022 se quemó gran parte de esas montañas de ropa usada. Pero donde el mundo vio una catástrofe, una nueva generación que habita la zona, vislumbró una posibilidad de cambio. 

Ángela Astudillo y Francesca Hidalgo son parte de esa generación que busca un cambio. “Que más personas vean cómo transformar residuos en cosas impensadas. Su trabajo es prueba de que la ropa puede tener un significado distinto y necesario al contar la historia de un lugar, como por generaciones hicieron las antiguas artesanas textiles andinas, un mensaje que se puede transmitir con todo tipo de materiales, aún con los descartes. Después de todo, no hay nada más fértil que el rebusque en lo que está a la mano, sus posibilidades son infinitas”, resaltó el Calderón.

“Hasta el lugar más abandonado puedes volverlo hermoso con lo que tienes a mano”, afirma Ángela Astudillo, quien es responsable de talleres para niños y adultos a través de organizaciones como Desierto Vestido, la Asociación Gremial de Economía Circular y Fundación Manito Verde. Por su parte, Francisca Gajardo es diseñadora de vestuario y activista del upcycling, con quien ha hecho dupla para un concurso de diseño a partir de reciclaje textil.

“Las marcas tienen que asumir su responsabilidad, tener su propia trazabilidad, implementar pasaportes digitales, lo que sea necesario para conocer el recorrido que sigue su ropa. Y después, deberían poder recuperarla para volver a trabajar con ella. Pero también la industria tiene que reducirse. Estamos al borde de la extinción con la crisis climática y hay marcas que siguen sacando hasta 52 colecciones al año», recalcó Gajardo. 

Jenny González, presidenta de la Junta de Vecinos San Lorenzo de El Boro, destacó que «somos una comunidad de inmenso sacrificio (…) estamos rodeados de vertederos y cargamos con el estigma social de ser tratados como una zona de sacrificio. Hay mucho que mejorar, pero los que estamos aquí amamos este lugar. Podríamos tener un centro de reciclaje establecido donde los vecinos puedan trabajar». 

“La importancia de la calidad detrás de las prendas, dejar de lado la inmejorable oferta o renovar porque está barato, son algunas de las sentencias que debemos eliminar de nuestro imaginario colectivo. La calidad por sobre la cantidad, repensar nuestras acciones sobre el consumo y tomar responsabilidad no solo individual, sino también como industria, educar, dar visibilidad de que este modelo no es rentable para nadie, ni para el planeta, ni para nuestras comunidades”, destacó Macarena Sánchez, directora de Medio Ambiente de Patagonia Chile. 

En estos días de alto consumo, Patagonia invita a evaluar la responsabilidad y el impacto que estas acciones pueden tener, a través de dos producciones audiovisuales. Una historia de la realidad de Alto Hospicio, a través de un cortometraje: De desechos a tesoros: Voces desde los cementerios textiles en Chile. Y también “La era de la basura barata”, el documental sobre cómo la era del sobreconsumo nos podría destruir a todos. Asimismo, Patagonia llama a elegir reparar, reutilizar e intercambiar en cualquiera de sus tiendas. Más info aquí: Quality – Patagonia Chile.

Fotos de Mateo Barrenengoa.