Hazlo diferente. Hazlo sustentable – Información y educación para una Economía Circular

Columnas

Videos Economía Circular

EC en 3 minutos

"Actitud RE"

EC de Chile al mundo

El GreenWashing: ¿Inteligencia Perversa o Pervertida?

Por Macarena Guajardo, directora ejecutiva de Fundación Basura.

También conocido como eco blanqueado, El GreenWashing es visible en cada vez más plataformas, mensajes e imágenes pues nadie quiere quedarse atrás (al menos en el papel). Tanto así que hoy es posible ver a una de las empresas más contaminantes del mundo patrocinando la Conferencia de las Partes (COP27) del presente año, en cuyo anuncio se leen cientos de comentarios nombrando al concepto que convoca esta columna. Cabe preguntarse entonces, ¿qué diablos están pensando? 

Para inducir a la reflexión, podemos hacer el ejercicio de reconocer que las empresas poseen grandes recursos y, con ello, robustos equipos y estrategias de marketing. Estos grupos saben perfectamente qué es lo que las personas están buscando -consciente o inconscientemente- al momento de preferir una opción por sobre otra, lo que se traduce en muchos casos en hojitas y elementos de color verde junto a palabras como “sustentable” o “biodegradable” en los empaques, sin importar si algo de eso es efectivo o real, es decir, GreenWashing en acción. 

Pero, ¿son las intenciones de estas organizaciones perversas o han sido, más bien, pervertidas? Mi pregunta radica principalmente en las altas capacidades, eficiencia e “inteligencia” con que estas grandes corporaciones hacen las cosas pero que hoy están siendo destinadas a actividades que, en palabras simples, están destruyendo el equilibrio ecológico que sostiene nuestra propia vida, lo cual no suena para nada inteligente. ¿Son éstas intenciones perversas o es que ellas han sido pervertidas por la política de los grupos privilegiados, la economía lineal, el PIB y todos estos indicadores que nos apuntan a pensar que al crecer sin límites y sin respeto por el bien común es tener “éxito”

Y es que todas las empresas, por viles que sean, están compuestas por personas que han sido educadas en establecimientos donde aprenden que el éxito radica específicamente en ser “la mejor o más grande empresa”, el país más “desarrollado”, el crecimiento más acelerado. No puedo evitar pensar y recordar siempre que las personas, como tú y como yo, simplemente buscamos de manera incesante esa felicidad y bienestar de nuestras familias y comunidades de las que tanto nos hablan a lo largo de nuestra vida pero que pocas realmente parecen encontrar. ¿Qué es entonces ser inteligentes? ¿Qué es ser felices? ¿Qué es el bienestar?

Sólo espero que esas nobles preguntas puedan encontrar una respuesta independiente de la cantidad de números en tu cuenta corriente, la marca del celular, el tamaño del plasma, de si tienes un golden retriever en el patio o del número de coca colas en tu refrigerador; y que nos ayudan a replantearnos el significado de palabras tan utilizadas pero tan poco comprendidas como “éxito”.