Hazlo diferente. Hazlo sustentable – Información y educación para una Economía Circular

Columnas

Videos Economía Circular

EC en 3 minutos

"Actitud RE"

EC de Chile al mundo

Reutilizados o fabricados bajo reciclaje : la tendencia de los juguetes sustentables

  • Para promover la conciencia medioambiental, distintas empresas y emprendedores generan alternativas amigables con el medio ambiente orientadas en los pequeños, y a través de lo que más les gusta: la diversión y los juguetes.

Por Josefa Zepeda

El próximo 8 de agosto se celebra el Día del Niño y la Niña, fecha conocida por la alta demanda de juguetes para regalar. Sin embargo, la pasión de los niños por renovar su repertorio de juguetes, provoca que estos se olviden y queden en desuso rápidamente, siendo muchas veces desechados.

Se estima que actualmente apenas un 10% de los juguetes en desuso se reutiliza, y más del 80% termina en vertederos. Es por esto que, una opción amigable con el medio ambiente es comprar a empresas que los fabriquen con materiales sustentables, o a quienes los reciclan para revender, y así darles una nueva vida.

EduKim es una empresa que importa productos didácticos para bebés y niños. Entre su catálogo, tienen una línea ecológica, desarrollada en Chile, de juguetes de madera: un material natural, renovable y duradero.

Macarena Peralta, gerente general de EduKim comenta: “Siento que existe una conciencia distinta en las familias de poder explicarles a sus hijos que estos son productos ecológicos, que los sacan de un árbol, que son las mismas personas que los fabrican quienes cosechan. Entonces existe todo un circuito que es totalmente interesante de considerar, y los niños hacen esas conexiones, aprenden y le dan un valor también diferente”.

Otra empresa que se suma a esta iniciativa es Libélula Azul, donde ofrecen una gran cantidad de juguetes de madera con tintes de origen vegetal. Son juegos pensados para durar toda la vida, y ser traspasados a nuevas generaciones.

Los juguetes de madera tienen un olor característico que estimula los sentidos de los bebés y niños. Además, es un material reciclable, y a diferencia del plástico, no libera compuestos tóxicos en su descomposición, por lo que no contamina, siendo una opción sostenible con el ecosistema.

Por otro lado, existen emprendimientos que van en busca de los juguetes en desuso, para repararlos y luego venderlos. Es el caso de Divertoys, una página de Instagram que alcanza los 1.900 seguidores, y se dedica a darles una nueva vida a los juguetes.

Priscilla Concha, administradora de la página, comenta que cuando comenzó con su emprendimiento, no buscaba solo revender, sino que también instaurar la conciencia de reutilizar, reciclar y “darle una segunda, tercera o cuarta vida a una pieza especial”. Agrega que: “Para el niño que recibe ese juguete, que ya fue utilizado, es algo nuevo, es su primera vez, entonces volvemos al círculo de que la felicidad, como decimos nosotros, se puede reciclar”.

Pero para volver a darle vida a un juguete, explica que no es solo comprar en la feria y publicar, sino que existe todo un proceso de por medio que es fundamental para reintegrarlo en la economía circular: la restauración. “Literalmente peinamos la muñeca”, comenta entre risas, ya que muchas veces llegan sucios, con el pelo enredado, pintados, sin pilas, cables cortados, etc, por lo que arreglar esos detalles son parte de su rutina.

Al igual que Divertoys, Andrés Calquin tiene su página llamada Chopper Toys, donde se dedica a lo mismo y alcanza los 2.700 seguidores. “Muchos juguetes son desechados porque la gente no los ve como tesoros, los ve como basura, y quizá le falta un ojo y en vez de restaurarlo, lo botan”, critica Calquin. Para él es fundamental apreciar los juguetes y repararlos, “porque tienen su historia”.

Ambos están de acuerdo en que es una manera de generar conciencia en las familias, y por sobre todo, en los niños y niñas. Partiendo porque ese juguete reciclado no viene en un empaque, por lo que esos residuos de cartón y plástico se ahorra.

Priscilla Concha de Divertoys comenta que en pandemia ha aumentado la demanda, ya que los niños y niñas pasan todo el día en la casa y necesitan actividades y opciones que los estimulen y entretengan. Además, agrega que muchas veces las familias no tienen la opción de comprar un juguete nuevo, y conseguir uno reciclado es una alternativa que beneficia a las personas y al medio ambiente.

En su tienda de Instagram, además de publicar los productos, entregan recomendaciones en sus historias sobre qué hacer con los juguetes que ya no pueden seguir en circulación debido a su estado: “Hay varias ideas que hacemos, como adornos, entonces eso los lleva a abrir la posibilidad que los juguetes no son solo para jugar, y se puede hacer muchas cosas más antes que botarlos”, finaliza.