Hazlo diferente. Hazlo sustentable – Información y educación para una Economía Circular

Columnas

Videos Economía Circular

EC en 3 minutos

"Actitud RE"

EC de Chile al mundo

7 elementos que no son buenos para compostar (a pesar de que lo parecen)

Muchas veces cuando alguien está dando sus primeros pasos en el compost, utiliza todos los desechos orgánicos. Literalmente.

Sin embargo, existen ciertos desperdicios que no son muy recomendados debido a diferentes razones, como proceso de descomposición muy lento, malos olores (especialmente cuando la compostera está en espacios reducidos) y mayor posibilidad de atraer a roedores.

Aquí una lista de elementos que no son recomendables para compostar (aunque lo pareciera):

  1. Huesos en general: Ya sea de pollo, vacuno, cerdo u otros animales. Pueden generar olores muy fuertes y más moscas de lo que se quisiera. Además, es como poner una tienda de golosinas abierta y gratis para los roedores.
  2. Restos de pescado: Si bien se demoran menos en descomponerse que otros restos de animales, su olor es aún más fuerte.
  3. Aceites que ya han sido utilizados: Son altamente tóxicos y malos para el compost. En algunas municipalidades poseen planes para recogerlos.
  4. Excrementos de mascotas: Muchas personas creen que es bueno para el compost, pero aparte de generar fuertes olores, poseen elementos bastante tóxicos, en muchos casos producto del alimento. Muy diferente es usar guano, pero siempre se deben mezclar con hojas, tierra y otros desechos orgánicos.
  5. Revistas y periódicos: No es muy conveniente, porque la tinta posee elementos tóxicos.
  6. Lácteos en grandes volúmenes: Se avinagran fácilmente, atrayendo muchos insectos y generando malos olores.
  7. Colillas de cigarrillos: Sí… aunque no lo creas, aún hay gente que piensa que son “orgánicos” y se descomponen rápido.

Nota 1: Ni siquiera incluiremos en este artículo elementos como vidrios, metales, plásticos, punturas o restos de medicamentos. No son biodegradables o bien , tienen una gran toxicidad.

Nota 2: Si se está utilizando lombrices rojas (o californianas) en la compostera, tienes que saber que no les gustan mucho los cítricos, por lo que los restos de limones o naranjas estarán un buen rato tratando de descomponerse.