Información y educación sobre Economía Circular, Sustentabilidad y Reciclaje

Santiago Industria Circular
Ley REP:  sobreregulación versus eficiencia e innovación

Ley REP:  sobreregulación versus eficiencia e innovación

  • Por Javier Peró, cofundador y presidente del Directorio de Kyklos.

Hace menos de un año entró en vigencia la Ley REP. Todos reconocemos que esta normativa ha significado un piso necesario para regular y atender a la problemática de los residuos a nivel país. Sin embargo, al poco andar hemos visto que varios engranajes de la ley son difusos e incluso ponen cortapisas a soluciones creativas que venían cultivándose en el mercado del reciclaje. Por ejemplo, ha rigidizado la gestión de los envases y embalajes provenientes de establecimientos que llamaré “comerciales”, que no necesariamente calzan con la lógica del manejo domiciliario, pero tampoco se encuentran cubiertos por la figura del consumidor industrial.

Hasta ahora, en tiendas de retail y centros comerciales, como también en edificios de oficinas y colegios –a estos me refiero con establecimientos comerciales-, se han puesto en marcha procedimientos eficientes e innovadores para segregar, recolectar y derivar a los diferentes valorizadores, cada caso con sus propias características de acopio, frecuencias de retiro, tipos de contenedores, entre otros.

Pero con la normativa actual, estos establecimientos, que almacenan buenos volúmenes de residuos de envases y embalajes en sus patios traseros o salas de reciclaje, ahora están limitados en su forma de operar, ya que las licitaciones a las que se enfrentan fueron pensadas para un modelo de recolección en hogares: un contenedor pequeño con frecuencia semanal, que debe dejarse en la vereda.

Para el caso de los residuos generados por consumidores industriales, esto quedó resuelto en el Decreto Nº12 de la Ley REP, que estipula que estos pueden operar mediante un mecanismo denominado monitoring, que les permite ejecutar sus propios procedimientos de recolección y valorización, como un modelo alternativo al de las licitaciones. El punto es que los establecimientos comerciales no calzan necesariamente con la definición de consumidor industrial que, de por sí, tampoco se encuentra plenamente configurada, ya que está pendiente una modificación de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

¿Por qué la ley considera un procedimiento de gestión exclusivo para los residuos de los consumidores industriales, sin ampliar esta facultad a toda la gama de los asimilables a los domiciliarios, como los que se generan en establecimientos comerciales? ¿Por qué consumidores de naturaleza no industrial, que en la actualidad gestionan exitosamente envases y embalajes, no podrían optar por el mecanismo del monitoring, manteniendo sus gestiones actuales? Esto no solo permitiría declarar estos residuos, sino también que estos aporten al cumplimiento de metas que expone la ley.

En la realidad chilena no solo los establecimientos industriales han valorizado por sí mismos sus residuos de envases y embalajes. Por el contrario, un amplio y variado mercado se ha hecho cargo exitosamente de estas gestiones, pero la REP, a través de su sistema de licitaciones, ahora las limita. Y peor aún, en algunos casos, las licitaciones vienen a distorsionar el mercado y a desordenar ciclos que eran eficientes y de bajo costo.

Una solución podría ser modificar el Decreto Nº12, ampliando la facultad de cumplimiento por monitoring, tanto para residuos generados por consumidores industriales, como por establecimientos comerciales. De esta forma, se reconocerían las eficiencias del mercado actual, y las licitaciones se enfocarían en aquellos casos en los que no existe un mercado.

La Ley REP tiene la tarea de regular un mercado del reciclaje con reglas claras y un sentido ético. Pero la clave está en no caer en una sobrerregulación que termine ahogando los métodos que han funcionado bien hasta ahora, sino que permita que este mercado crezca en base a eficiencia e innovación.

Ley REP: ¿garrotes o zanahorias?

Ley REP: ¿garrotes o zanahorias?

  • Por Isidro Pereda, Repensando Consultores.

El año pasado estuve charlando con una abogada española que se estaba cambiando de residencia a Bélgica por trabajo. Le pregunté que había sido lo más complejo del cambio: el idioma, la comida, el transporte público, la idiosincrasia, etc. “Nada de eso”, me comentó. “Lo más complejo es no equivocarte de cómo se recicla, ya que si te equivocas ¡te pueden pasar una infracción de hasta 700 euros!”. Me relató con lujo de detalles lo que se podía y no poner en la bolsa azul del reciclaje y que además la gestión de residuos se cobraba en el mismo costo de las bolsas. “La bolsa azul del reciclaje cuesta un 10% de lo que cuesta la bolsa de la basura”.

Cabe señalar que las tasas de reciclaje de Bélgica son las más altas de Europa, llegando a más de un 90% de reciclaje en plásticos PET aun cuando no tienen operando un sistema de depósito, devolución y reembolso (SDDR) como lo tiene Alemania. Por otra parte, tienen las tarifas de los sistemas de gestión más costo-eficientes de la región, dada su geografía, pero sobre todo a la calidad de los materiales retirados para su posterior reciclaje. Los incentivos funcionan a la perfección.

Tal como muchos cambios conductuales, cuando existen los incentivos correctos es más fácil de lograr que la ciudadanía se alinee de manera masiva. Los clásicos garrotes (multas o infracciones) y zanahorias (ahorros o ganancias), vuelven a estar tan vigentes como antaño.

En Chile, desde octubre del 2023 empezó la operación de los sistemas de gestión de envases y embalajes: ReSimple, Giro y ProRep comenzaron a poner en marcha la operación de diversos servicios de reciclaje, que, de manera paulatina, irán llegando a todo Chile en 12 años. Lamentablemente dicha operación se encuentra en un entorno muy distinto al de Bélgica, país 15 veces más denso que Chile y con los incentivos antes señalados en la gestión de residuos. 

En nuestro país, el 80% de los ciudadanos no pagan por la gestión de basura y el 20% restante no paga en virtud de la cantidad que genera y mucho menos se diferencia aquellos que reciclan. La Ley REP en nuestro país está operando sin incentivos (garrotes ni zanahorias), por lo cual solo se está apelando a la conciencia medioambiental del ciudadano, que según las últimas encuestas de percepción, no está dentro de los 10 temas más relevantes del quehacer diario de las personas en sus casas.

Ante la pregunta: ¿Qué se puede hacer al respecto?, la respuesta es evidente: ¡pongamos en funcionamiento incentivos a los ciudadanos!, y claro, como todo es más fácil decirlo que hacerlo, ya que esto conllevaría un cambio legal políticamente poco seductor y con costos a la ciudadanía. Sin embargo, si queremos alcanzar las tasas de reciclaje que señala el decreto de envases y embalajes, esto es, quintuplicar las actuales tasas de reciclaje en 12 años, con pura voluntad medioambiental ciudadana se ve una tarea muy cuesta arriba para los sistemas de gestión. Por tanto, más temprano que tarde la discusión del pago por botar basura es un tema que se debe analizar y quizás no haya para qué buscar en el viejo continente, basta con ver la experiencia colombiana de cómo han ido implementando el pago denominado “pay as you throw (PAYT)” en donde a los usuarios se les cobra una tarifa basada en la cantidad de residuos que presentan para su recolección al municipio o autoridad local. Con esto se evita que los presupuestos municipales se vean mermados por la gestión de basura y se fomentan el reciclaje y el compostaje de residuos orgánicos.

En resumen, si al ciudadano no le cuesta nada botar a la basura, no le pidamos que recicle o composte porque lo más probable es que nos pregunte de vuelta: “¿que gano o pierdo si boto todo junto a la basura?”. 

¿Cómo empezar a reciclar por primera vez y no fallar en el intento?

¿Cómo empezar a reciclar por primera vez y no fallar en el intento?

  • Te entregamos tres simples consejos para iniciarte en el reciclaje en tu casa, que permitan crear el hábito y sean sostenibles en el tiempo.

La categoría “Envases y Embalajes” de la Ley del Reciclaje, más conocida como Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), comenzó a operar en septiembre de este año. Desde esa fecha, residuos como botellas de plásticos y vidrio, envases de cartón de cereales o de plástico como el del arroz o los fideos, o latas de aluminio como la del atún deben ser recuperadas y valorizadas -es decir, recicladas como insumo para la creación de nuevos productos- por sus fabricantes o importadores. 

Desde hace un tiempo, ha habido mucha más información sobre las iniciativas que están haciendo las comunas de todo Chile, junto a los denominados “Sistemas de gestión”, como ReSimple o Giro, entidades que centralizan todo el círculo de reciclaje que exige la ley, incentivando el reciclaje domiciliario, con puntos limpios o retiro desde las casas.

El movimiento del reciclaje está empezando a crecer como nunca gracias a esta normativa y muchas personas se están motivando para comenzar a hacerlo. ¿Cómo empezar a reciclar por primera vez y no fallar en el intento? La tarea a veces puede parecer abrumadora, pero no hay que estresarse. Acá te entregamos tres simples consejos para tu hogar.

1. Pongámonos una meta alcanzable.

Selecciona sólo dos o tres productos para reciclar en un principio. Pueden ser los de más alto consumo, como las botellas de plástico de bebida, jugo y agua (el plástico clasificado con el número 1, que es el más común en nuestras casas), los envases de vidrio de cervezas, vino, frascos de mermeladas o algunas salsas de tomate, y los cartones de cereales, jaleas, el jabón, la pasta de dientes, etc. Luego, cuando ya tengamos la máquina funcionando, podemos ir agregando otros, como latas y tetra pack. Es importante limpiar el envase antes de reciclarlo, pues se debe evitar que tenga restos de comida o líquido.

2 . Busca un lugar fijo en la casa

Busca un lugar fijo en la casa donde podamos ir acumulando el reciclaje, que no incomode ni provoque desorden, idealmente en contenedores separados. De esta forma, es mucho más sencillo para después trasladarlos al punto limpio o al camión de reciclaje. Para departamentos, son muy útiles esos contenedores verticales de colores. Ocupan poco espacio y permiten mantener el reciclaje ordenado. 

3. Identifica un punto limpio cercano a tu casa

Identifica un punto limpio cerca de tu casa y establece una rutina para llevar el reciclaje una vez a la semana o al mes, idealmente el fin de semana, cuando se va a la feria, al supermercado o aprovechando una salida. De esta forma, no nos estresamos con los tiempos más ajustados de la semana. También se puede averiguar si en su comuna ya tiene retiro domiciliario. Por ejemplo, ReSimple acaba de lanzar una aplicación que informa la ubicación de los puntos limpios y el horario del camión de reciclaje en aquellas comunas que ya está operando.

ReSimple ya ha firmado convenios con 35 municipalidades, mientras que Giro tiene hoy tres  acuerdos en Santiago, en las comunas de Independencia, Peñalolén y Recoleta.

Lo importante es partir, crear el hábito y aportar un granito de arena al medio ambiente.

Conoce el proyecto del «Banco Social de Latas»

Conoce el proyecto del «Banco Social de Latas»

  • En un nuevo programa de Piensa Circular en Radio Cooperativa te mostramos una iniciativa donde dos empresas unieron sus fuerzas para reducir el plástico en sus productos.

Banco Social de Latas. Ese es el nombre de esta iniciativa impulsada por Kyklos, Metalum y la empresa de envases de aluminio Ball. ¿De qué se trata? Hablamos con su coordinadora de Sustentabilidad y Relaciones Públicas, Julia Pinto, para que nos diera más detalles. 

Además, mostramos una iniciativa donde dos empresas unieron sus fuerzas para reducir el plástico en sus productos de electricidad.

En nuestra sección para los amantes del jardín y el huerto, te enseñamos la mejor asociación entre las plantas dentro de un jardín y las mejores fórmulas para cultivar almácigos. Mientras que en nuestro Consejo Circular, te contamos cómo reutilizar botellas de plástico para armar un sistema de riego artesanal.

Recuerda, Piensa Circular se emite todos los domingos en la mañana y luego, puedes revisar los capítulos en Spotify.

El vicepresidente de Corfo estuvo en Piensa Circular

El vicepresidente de Corfo estuvo en Piensa Circular

  • El timonel de la entidad gubernamental explicó los alcances del evento Santiago Circular Economy Hotspot 2023.

En esta edición de Piensa Circular en Radio Cooperativa, te contamos sobre la premiación Mujer Sustentable 2023 que destacó el rol femenino en la economía circular, que se dio en el marco del primer aniversario de Green Drinks, una serie de reuniones informales y networking sobre sustentabilidad e innovación.

También estuvimos con José Miguel Benavente, vicepresidente ejecutivo de Corfo, para hablar del Santiago Circular Economy Hotspot 2023, un evento de talla mundial que se realiza en nuestro país.

Además, conversamos con Fernando González, del Vivero Lahuán, sobre la importancia de tener flores en el jardín. Y en el consejo circular de la semana, comenzamos con una nueva serie: Cómo hacer sistemas de riego en casa.

Recuerda, que este y todos los capítulos se pueden revivir en Spotify.