Pinturas recicladas: adiós residuos contaminantes. Hola amigas del medioambiente

  • Nuevos emprendimientos y marcas tradicionales buscan la forma para que, mediante una serie de procesos, estos productos no solo ayuden a la estética, sino también a la economía circular.

Por Josefa Zepeda 

Las pinturas convencionales son una gran fuente de contaminación ambiental, pues están cargadas de sustancias procedentes de la química sintética que aportan en la emisión de Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs), elementos sumamente nocivos para el medio ambiente y la salud, según datos del Ministerio del Medio Ambiente. Por eso, esos productos son considerados como residuos peligrosos. 

Con ese problema en mente, Ricardo Behrens, ingeniero civil industrial decidió crear junto a su socio, Erwin Mayer-Beckh, Pinturec, una marca de Polyrec que es un emprendimiento de pinturas recicladas que promueve la reutilización y reciclaje de las pinturas convencionales. “En Chile no tenemos la estadística de cuánta pintura se inutiliza, pero si nos guiamos por las cifras de Estados Unidos, equivale más menos a un 10% de lo que se produce en el país”, explica Behrens. 

Según los datos de la empresa, en Chile se producen alrededor de 20 millones de galones de pintura al año (76 millones de litros) . En consecuencia, al menos 2 millones de galones podrían estar llegando a vertederos sanitarios (7.600.000 litros). 

El proceso de elaboración de Pinturec consiste en recuperar los restos de pinturas convencionales que sobran de los hogares o empresas. Luego, los llevan a la planta de reciclaje, mezclan las pinturas según color, y a través de un nuevo proceso se genera la pintura reciclada. 

Toda su producción la importan de Estados Unidos, pues en nuestro país no existen políticas públicas que sancionen a quienes boten los restos de pintura. Es por esto que se encuentran en el proceso de instalar la primera planta de reciclaje de pinturas en Chile, y esperan que sea inaugurada dentro de un año, dándole la oportunidad a las personas de llevar sus restos de pintura y darles un lugar en la economía circular. 

“No pretendemos ser competencia de las industrias tradicionales, sino que un complemento, porque utilizamos la misma pintura que las industrias producen para poder reciclar, si no hay pintura virgen no hay reciclaje de pintura. Eso es economía circular, las empresas se integran, trabajamos de manera cooperativa y salimos beneficiados todos”, reflexiona Ricardo Behrens.

Por otra parte, la marca Evol, de la empresa Idea-Tec, sigue la línea de las pinturas recicladas, pero con un proceso de elaboración distinto. “Lo que nosotros hacemos es transformar el plumavit en pintura, entonces le damos una valorización a un residuo desechable”, explica Cristina Acuña, fundadora y CEO de Idea-Tec. 

El poliestireno extendido o EPS (plumavit) es un plástico que no se recicla debido a que es difícil de compactar, es liviano y utiliza mucho espacio, además de no ser biodegradable. Es por esto que Cristina junto a su socia decidieron hacerse cargo del asunto, integrando este residuo a la economía circular. Según sus cifras, desde 2018 hasta la fecha han reciclado 31 toneladas de plumavit, y evitado 113 toneladas de CO2. 

La materia prima la reciben de dos vías: de las empresas; y de los gestores con quienes tienen alianzas que recepcionan el plumavit domiciliario. Además, en Renca existe un punto limpio que recibe el material especialmente para Idea-Tec. 

Las marcas tradicionales también buscan integrarse a la economía circular, y Pinturas Ceresita, empresa líder en el mercado de pinturas, trabaja desde hace dos años con una línea de esmalte al agua reciclado. El proceso de elaboración es similar al de Pinturec, sin embargo, Pinturas Ceresita reutiliza sus propias pinturas que han quedado en desuso para volver a procesarlas y posteriormente venderlas. 

“Antes lo que iba a un vertedero químico autorizado, ahora lo volvemos a aprovechar e integramos al mercado generando menos residuos”, explica Verónica Pino, product manager de Productos Decorativos de Pinturas Ceresita. La marca tiene planes de aumentar la línea de pinturas recicladas tanto en colores como en tipos de pinturas, para volverse más amigable con el medio ambiente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *